Orfebrería: Técnicas de fabricación

Foto: http://www.fundacionsonami.cl/
  • Foto: http://www.fundacionsonami.cl/

    Fusión del material bruto: Obtenido el metal, se prepara en bruto fundiéndolo en un crisol a 1.063 °C para eliminar impurezas, posteriormente se vierte en un recipiente y se deja fundir.

  • Martillado y batido: Separado el metal del recipiente, se realiza el batido y/o martillado, para el batido se necesita interponer un material flexible (cuero, tela,…) entre el metal y la herramienta para obtener láminas finas y evitar huellas o roturas. El martillado supone golpear directamente el metal para darle forma de lámina, lingote. Al martillar o batir las piezas, estas cambian de dureza y ductilidad debido a las transformaciones sufridas en su microestructura, por lo que se hace necesario el recocido uno o varias veces para evitar que se quiebre la lámina.
  • Cortado y acabado: El cortado se realiza a través del simple doblado, marcando la línea de corte con una incisión. El acabado generalmente se practica por la cara externa o visible de la pieza y consiste en una limpieza o pulido por fricción o abrasión, valiéndose por ejemplo de arena.
  • Almas de bronce u otro metal, chapados y dorados: El tratamiento de superficie más espectacular es el conocido como “mise en couleur”, que consiste en eliminar la capa superficial de cobre haciendo aflorar el oro, empleando una solución ácida del jugo de ciertas plantas y el calor, este procedimiento era adecuando cuando el contenido de oro era alto. Si las piezas eran de baja ley se utilizaba una solución corrosiva de origen mineral, hablándose entonces de “refinación artificial”, que permitía jugar con diferencias acusadas de color.

Uniones mecánicas y ensambles:

  • Soldadura sin aporte de material soldante, basada en los distintos puntos de fusión de los elementos a unir.
  • Soldadura por difusión en fase sólida, calentando por debajo del punto de fusión.
  • Soldadura con aporte de aleación soldante, de composición Au-Ag-Cu (Oro-Plata-Cobre).
  • Vaciado a la cera perdida: Consiste en realizar un modelo inicial en cera de un núcleo con la forma deseada, que se recubre de arcilla; de este modo, al derretirse y quedar eliminada la cera del interior cuando se vierte el oro fundido, se consigue un molde de fundición hueco que, al solidificarse, reproduce la forma del núcleo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*